Los números de 2011


Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un reporte para el año 2011 de este blog. Estos son los humildes números de este año, gracias a todos.

Aqui es un extracto

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog fue visto cerca de 36.000 veces en 2011. Si fuese un concierto en la Ópera, se necesitarían alrededor de 13 actuaciones agotadas para que toda esa gente lo viera.

Haz click para ver el reporte completo.

TED Talk de Martin Seligman sobre la Psicología Positiva.


Hoy os traigo una TED Talk de Martin Seligman en la que explica, de forma muy breve, ciertos conceptos de lo que él llama Psicología Positiva. La encontré gracias al blog de Dani Torregrosa, Ese punto azul pálido, extremadamente recomendable, al igual que su Twitter (Dani, mañana te paso el número de cuenta).

Este psicólogo es conocido (y estudiado en todos los manuales de Psicología modernos) por el concepto de indefensión aprendida, Sigue leyendo

Hay una flor… creo que me ha domesticado…


La Psicobiología es una rama de la ciencia psicológica, a caballo entre ésta y la biología propiamente dicha. Estudia las bases biológicas de la conducta y es en ella dónde, realmente, nace la Psicología como disciplina científica; Fechner, Helmholtz o Pavlov son importantes investigadores que se dedicaron a esta rama, entre otras.

Un área interesantísima dentro de esta rama es la genética de la conducta, y este mes me he pegado el gustazo de leer, en la revista mensual de National Geographic, el artículo de Evan Ratliff: “Doméstico o salvaje”; que relata el apasionante experimento que se lleva realizando desde 1959 en Novosibirsk, Siberia, sobre el proceso de domesticación.

Ese año, Dmitri Belyaev se propuso conocer cómo los lobos llegaron a ser perros. Sin embargo, en aquel entonces los conocimientos y las técnicas genéticas no estaban tan desarrolladas como hoy y, para colmo, la U.R.S.S, consideraba la Sigue leyendo

El Test de Rorschach… porque la Psicología también tiene sus leyendas.


Por fin estoy de vuelta. Hoy es la reapertura del blog, con una nueva estética y una página de facebook.  No puedo prometeros mayor regularidad, ni tampoco que esta bitácora continúe para siempre, pero sí que puedo prometeros que lo intentaré.

Como podéis observar en la nueva cabecera, a la derecha, aparece una miniatura de la imagen que ilustra esta entrada, es la lámina número 7 del Test de Rorschach.

Este test proyectivo fue desarrollado por Hermann Rorschach (1884-1922), un médico suizo de orientación psicoanalista. La proyección es un concepto del psicoanálisis que se refiere a un “mecanismo de defensa que le atribuye a otros ideas, pensamientos y la intención de causar daño a la propia persona porque no es capaz de reconocer que estos son propios, dado que son moralmente inaceptables”. Podríamos entender que este test permite conocer los pensamientos “desviados” de los pacientes, y de esta forma su patología.

Obviamente, este test, al igual que el concepto de proyección y el psicoanálisis, no tiene ningún fundamento científico, lo que no impide que exista una Sociedad Internacional del Test de Rorschach y su rama española.

El Test de Rorschach se compone de 10 láminas con manchas de tinta, negra y de colores, sin forma definida y de difícil significado. Tienen un aspecto que, al menos para mí, evoca un aura de terror, de manicomios y terribles experimentos.  Por supuesto, sé que no es más que el fruto de películas de terror de serie B, la realidad es que desde la época Clásica existe la preocupación por los “locos” y la necesidad tratarlos de forma caritativa.

Todo quedaría aquí si no existiesen las susodichas asociaciones y “profesionales” que utilizan estas “técnicas”, alguno incluso creyendo que son beneficiosas para sus pacientes. Una nueva muestra de la falta de preparación científica y la credulidad de algunos, y lo que es peor, la maldad e irresponsabilidad de otros.

Sin más, os dejo las 10 láminas del test, y la dirección de un blog donde podéis ver cuales “deberían” ser las respuestas.

Presiono palancas a cambio de comida


Este señor que se parece a Gandalf de vacaciones es Burrhus Frederic Skinner (1904-1990), posiblemente el psicólogo más importante del siglo XX. Skinner deseaba ser escritor, pero cuando se dio cuenta de su poco talento… bueno, decidió buscar algo que se le diera mejor.

A estas alturas seguro que todos habéis leído cientos de post sobre Skinner y su trabajo, así que no nos vamos a entretener mucho en el Condicionamiento Operante. Básicamente, Skinner defendía que los actos de cualquier organismo están determinados por la historia de reforzamiento del organismo.

Es decir, cuando tu perro levanta una pata le das un pedacito de comida esa acción que reforzada y es más probable que ocurra en el futuro.

Como podéis observar, no hay nada mental, ni pensamientos, ni decisiones, nada interno puede determinar la conducta según Skinner. Con el tiempo y un gran esfuerzo metodológico, sabemos que esto no es así,  sin embargo el Condicionamiento Operante da cuenta de un montón de conductas, no solo de los animales, sino de los seres humanos.

Cuando echas una moneda en una máquina y esperas que caiga la bebida como consecuencia de tus actos, al igual que cuando introduces la llave de tu coche y giras esperando que arranque, cuando envías una solicitud de ingreso en la universidad, etc; estos son ejemplos de acciones controladas por las consecuencias.

Skinner se inspiró en Darwin, llegando a plantear la conducta individual en términos de selección natural: Cuando una conducta produce un efecto positivo aumenta la probabilidad de repetirla en el futuro, cuando una conducta no produce efecto o produce un efecto negativo, su probabilidad disminuye hasta extinguirse.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Skinner desarrolló un programa de misiles guiados por palomas. Las palomas eran entrenadas para picotear una tecla que se encendía a cambio de comida. Dentro del misil ponían un panel en el que el objetivo parpadeaba intermitentemente, lo que constituía una señal para la paloma, que reajustaba continuamente la dirección del mismo. Finalmente no se llevó a cabo por dos motivos, primero porque las palomas morían sin remedio al acertar su objetivo (y siempre acertaban) y segundo porque los mandos militares lo encontraron “poco serio”.

Otro cotilleo interesante es que se extendió el rumor de que Skinner utilizaba a sus hijas para experimentar, que una de ellas se volvió loca y acabó pegándose un tiro. Pero la verdad es que solo eran injurias de aquellos a los que no les gustaba su trabajo.

Las hijas de Skinner han respondido en varias ocasiones a quienes difunden estas mentiras, aquí podéis leer a Deborah Skinner Buzan (la que se suicidó xD) un tanto enfadada por todo esto.

A pesar de todo su trabajo y la cantidad de reconocimientos que recibió por su labor de investigación, Skinner nunca abandonó su sueño de ser escritor de ciencia ficción (escribió muchos libros durante su vida, pero acerca de sus investigaciones) y en 1948 escribió Walden II, una utopía basada en la ciencia que él mismo había desarrollado. Al parecer no tuvo mucho éxito.

El trabajo de Skinner sobre Condicionamiento Operante y el desarrollo posterior de mucho investigadores ha llevado al desarrollo de muchas técnicas de modificación de conducta muy eficaces para ayudar a las personas, si alguna vez habéis visto el programa Supernanny os daréis cuenta de que utiliza una gran cantidad de técnicas de condicionamiento operante, en las que los niños acaban por entender que deben controlar su propia conducta para obtener lo que desean.

Si deseáis conocer un poco mejor qué es el Condicionamiento Operante podéis ver este video:

, pero si solo os apetece reíros un rato pasad al siguiente, en el que Sheldon aplica el condicionamiento operante a sus amigos.

Tú También Puedes en el 19-J


He aquí el auténtico perroflauta malagueño. Pero este post podría llamarse igualmente la responsabilidad del psicólogo. Y no lo digo yo, Schneider (2005) afirma que el psicólogo social debe actuar como un activista en muchas ocasiones.  Esto se debe a que, muchas veces, los problemas entre grupos de personas están causados por un desequilibrio en el acceso a los recursos.

La Teoría Realista del conflicto grupal fue propuesta por Sherif, y, a diferencia de muchas otras explicaciones dadas por la Psicología, asume que existe una competencia real que genera el conflicto entre los distintos grupos. En sus experimentos, Sherif (1966) muestra cómo la simple competición entre dos grupos de adolescentes producía actitudes negativas, prejuicios y comportamientos hostiles hacia el grupo rival. A la vez, esto producía un aumento de la solidaridad entre los miembros del grupo y un fenómeno denominado favoritismo endogrual.

Intuitivamente es sencillo aplicar la explicación de la Teoría Realista a la #spanishrevolution: El pueblo español harto y cansado de pagar, pagar y pagar, cansado de vivir al límite y cada día más cerca de la pobreza. Por otro lado la casta política y financiera llenándose los bolsillos. Esto es un conflicto real entre grupos. Sin embargo, la realidad siempre es más compleja, y Sherif aseguró que la lucha por la supremacía sobre el exogrupo se da sólo entre grupos de igual estatus o poder y que son cerrados, es decir, delimitados.

Y la realidad es que las personas desfavorecidas, pese a la desigualdad, no siempre entran en conflicto con los grupos de poder, sino que incluso pueden llegar a aceptar esta desigualdad como algo legítimo.

¿Dónde están los perroflautas?La manifestación en Málaga ha sido un gran éxito, se calcula que se han reunido unas 25000 personas venidas desde toda la provincia.

Personas completamente normales, jóvenes y viejos, altos, bajos, gordos, flacos, familias con niños pequeños, muchos estudiantes, hasta niñas pijas de esas de gafas que te tapan toda la cara. En definitiva, la gente, cansada y dispuesta a buscar algo mejor.

Y no es de extrañar, en menos de una semana dos buenos amigos que están cerca de terminar la carrera, me han asegurado que andan buscando la forma de marcharse de España, a algún país donde los licenciados puedan trabajar en una empresa que no sea McDonald’s.

Existe una hipótesis dentro de la Psicología Social que, reuniendo conocimientos de la Sociología y la Historia, intenta explicar situaciones como las que se han vivido hoy en las calles de todo el país. También puede ser útil a la hora de explicar los movimientos democratizadores de los países árabes.

Se trata del Modelo de los cinco estadios, propuesto por Taylor y Mckirnan (1984). Los autores afirman que los grupos sociales pasan por cinco fases que se caracterizan por: los distintos tipos de atribuciones causales (I y II); y las comparaciones sociales que realiza el grupo desfavorecido.

En el 1º estadio existen dos grupos bien diferenciados y las barreras entre ambos sin insalvables. Los desfavorecidos consideran que su posición social es algo inherente a ellos.

En el 2º estadio persiste la estratificación social pero comienza a estimarse la valía de los individuos. De esta forma, los desfavorecidos comienzan a pensar que su situación se debe a sus características personales.

El 3º estadio es el de la movilidad social, en él los más competentes de los desfavorecidos consiguen formar parte de la élite, lo que sirve para justificar el sistema. El ascenso individual también ayuda a manterner el statu quo  privando al grupo subordinado de sus líderes potenciales.

El 4º estadio supone el encontronazo con la realidad: la valía individual no es suficiente para conseguir mejorar la situación del conjunto de las personas que forman el colectivo desfavorecido. Esto genera un descontento que potencia el surgimiento de una conciencia de clase: las personas dejan de culparse de su situación y comienzan a ver que viven una situación de discriminación.

En el 5º y último estadio la aceptación de ser un grupo desfavorecido da lugar a intentar mejorar la posición del grupo en general. En este momento los grupos desfavorecidos realizan comparación grupales  mientras el grupo dominante intenta por todos los medios hacer ver que las únicas comparaciones válidas son las individuales.

Llegados a este punto, el conflicto puede terminar de tres formas:

  1. La relación de poder no cambia y se vuelve a la fase 2.
  2. Los grupos desfavorecidos cambian la situación y pasan a ser los dominantes, con lo que también se vuelve a la fase 2 pero con los papeles invertidos.
  3. Los grupos alcanzan una relativa igualdad de poder. Según los autores este es el mejor resultado posible dado que genera un estado de “saludable competición social”. Algo así como una Guerra Fría social.

Como podéis observar, el modelo incluye elementos históricos difíciles de confirmar mediante la experimentación. Aunque ha conseguido reunir cierta cantidad de evidencia a su favor.

Es difícil tratar de predecir cómo acabará el movimiento social que vive España, y más aun hacerlo sólo desde la perspectiva psicológica. Sin embargo, cada vez tengo más claro que no encontramos en una especie de conflicto generacional de ideas o formas de hacer las cosas: la antigua, y el incipiente deseo de encontrar otra nueva. Me refiero, por ejemplo, al hecho de  que los partidos políticos españoles (y de todo el mundo) tienen una estructura igual a la de los primeros grupos políticos del siglo XIX. Como dijo Eduard Punset no hace mucho, vivimos una crisis de ideas.

Por otra parte, los políticos y las personas que los apoyan también forman parte de nuestra sociedad y es importante no olvidar que están ahí, y se debe contar con ellos para planificar el futuro y que no lleguemos al 2º desenlace previsto por Taylor y Mckirnan. No caer en el mismo pecado que les imputamos.

Una cita que recoge mi conclusión y, la que considera es, la situación que vivimos fue pronunciada por el gran Bertolt Brecht“La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y cuando lo nuevo no acaba de nacer”.

_______________________________________________________________________________________

Fuentes:

Introducción a la Psicología Social, E. Gaviria, I. Cuadrado, M. López (coord.) (2009)

Imágenes de Tú También Puedes.

¡Usa el cerebro, tontorrón!: La cuadratura del círculo: SOLUCIÓN.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hace más de un mes que os plantee este  problema y la verdad es que no os habéis esforzado ni un poquito. Y a mi, habiendo terminado los exámenes y las vacaciones, no me queda más remedio que resolver este problema.

Vamos con el primero. Como os dije, necesitáis la fórmula de la longitud de la circunferencia, que es igual al producto del diámetro por π. Formalmente: L=d·π

Bien, y ¿cuanto mide el diámetro (d) de esta circunferencia? Es simple, en figuras geométricas como la de la izquierda los puntos centrales de ambas figuras coinciden. Como también coinciden cuatro extremos de la circunferencia con sus correspondientes puntos del cuadrado. Así, sabemos que el diámetro de esta circunferencia es igual al tamaño del lado del cuadrado.

Ya solo queda aplicar la fórmula: L=d·π -> L= 4·π = 12’566 cm mide la longitud de esta circunferencia.

La solución de este otro es igual pero un poquito más puñetera, jeje. En este caso no son los lados del cuadrado los que nos dan el diámetro, sino la diagonal del mismo. El tamaño de esta diagonal se puede obtener aplicando el Teorema de PitágorasLos lados del cuadrado son los catetos del triángulo rectángulo. Así, la hipotenusa (y diagonal de nuestro cuadrado y círculo) es igual a la raíz cuadrada de 4 elevado a 2 más cuatro elevado a 2, lo que es igual a 5’656.

Y teniendo nuestra diagonal, pues sólo hace falta multiplicar: L = 5’656 · π = 17’768 centímetros de longitud que tiene nuestra circunferencia.

NI SE OS OCURRA DECIR QUE ERA DIFÍCIL, solo había que pensar. Hay que ir quitándole el óxido al cerebro, sino acaba siendo un monigote. Lo dicho, ¡USA EL CEREBRO, TONTORRÓN!