Aprendiendo


Después de casi un mes de ausencia os traigo una pequeña historia, pero primero os doy las gracias por vuestra paciencia y os aviso de que los post van a salir con  cuentagotas, lo lamento de veras,  no puedo hacer más. Pero basta de autocompasión y vamos a la ciencia que es lo que importa.

Este señor de la fotografía es John Broadus Watson (1878-1958), se le considera el padre del conductismo, una corriente de pensamiento en psicología que defendía que la única psicología válida era la que se basaba en la observación de la conducta. Realmente, cuando Watson expone por primera vez su concepción de la psicología, no causa mucho efecto por la simple razón de que, en su época, casi todos los psicólogos habían estado acercándose poco a poco a esta forma de entender la psicología, desencantados por la falta de resultados del mentalismo.

Para que nos entendamos, el “método científico” utilizado antes del conductismo en psicología era la introspección. Vamos, más o menos, meditación rollo oriental.

Sin duda, el conductismo presentaba graves deficiencias en el estudio psicológico, y finalmente fue sustituido, o más bien ampliado, por la psicología cognitiva. De todos modos, hay dos ideas importantísimas que le debemos al conductismo: 1) la psicología debe ser una disciplina científica, basada en el método científico, en la investigación, en la verificación de datos. 2) Y más importante aun, la conducta de las personas, los animales, y en general, todos los organismos, no está determinada ni por los “instintos” ni por los genes, sino por lo que aprenden y viven.

Aunque, posteriormente, esta postura se ha ido matizando, esencialmente es correcta. Todo lo que somos y hacemos es suceptible de cambiar. Y esto es genial porque implica que no somos seres preprogramados. No hay que vivir con miedo, ni siendo torpe, ni triste, ni cansado, etc, etc, etc. Considerar que la psicología de las personas es fruto del aprendizaje es una forma de traer esperanza. De hecho, Watson fue uno de los científicos de su época que luchó contra las prácticas eugenésicas que se habían puesto de moda en los países occidentales por aquella época, y que tuvo su mayor auge en los campos de exterminio nazis.

Todo esto es solo para dejaros este vídeo en el que podemos ver fragmentos de la investigación de Watson y Rayner (1920) en la que demostraron que los miedos se aprenden. Muestran a Albert, el sujeto experimental, y sus reacciones ante los distintos estímulos a los que había aprendido a tener miedo. Para una explicación más detallada os recomiendo este post de mi amigo Cendrero en El Busto de Palas.

___________________________________________________________________________________________

AMPLIACIÓN

Este otro vídeo es incluso mejor que el primero y, además, os ayudará a repasar vuestro inglés, xD:

Anuncios

8 pensamientos en “Aprendiendo

  1. Muy buen post Jose, me ha gustado.
    El ejemplo que pones del pequeño Albert es muy interesante. Hace tiempo lo estudie en la carrera y no deja de sorprenderme. Como es posible que nuestras propias fobias partan de experiencias que para nosotros han sido muy influyentes.
    De ahí parten como tu dices los miedos, relaciones entre estímulos y respuesta, experiencias que nos han marcado y que se convierten en condicionadas.
    Son experiencias negativas.¿Cuantas veces he sentido miedo a las serpientes? Tal vez cuando cuando era niño tuve una experiencia que marco mis relaciones con este animal y del cual he aprendido que no debo ni acercame a ellas, jeje.

    Las medidas que tomó Watson fueron para mi desafortunadas, ya que si sabes la historia completa,genero tal desajuste cognitivo en el niño que enfermó y posteriormente murió.
    Es un tipo de aprendizaje derivado de la experiencia, de la relación entre estímulos neutros, condicionados e incondicionados los que generan en el individuo respuestas a estos casos.

    “Vemos que en este tipo de aprendizaje el organismo no
    aprende respuestas nuevas, para adaptarse al mundo
    exterior, sino que la respuesta condicionada se hallaba ya
    presente en su repertorio comportamental, y lo que
    aprende es a asociarla a un estímulo distinto que antes
    del condicionamiento no la provocaba”
    Lo he querido sacar de apuntes. Llama la atención pues es ciertamente que por esto mismo los niños que han mantenido experiencias negativas con profesores,compañeros de clase, recreos y otras situaciones en aulas de forma repetida, repelen todo lo relacionado con la educación. Se muestran reacios a la relación entre su entorno y su misma persona.
    Es un ejemplo, que como dices es aprendido y no es un simple instinto de supervivencia cuando tu madre iba a levantarte a las 7 y 30 de la mañana para ir al colegio, jajaja.

    Somos fruto de nuestras relaciones, las cuales nos marcan como personas.Nuestra conducta nos define y como dices es moldeable, solo hace falta encontrar el origen de nuestros actos y comportamiento y reflexionar.

    • Muy buenas Juan, encantado de tenerte por aquí.
      No sabía que Alber murió, podrías decirme dónde encontrar más sobre esta historia.

      Sí que existe cierta repulsa hacia las arañas o las serpientes, o los insectos en general, que tiene un origen genético. Pero no es una miedo incontrolable, sino más bien cierta aprensión. El miedo o la fobia se aprenden.

      El ejemplo del colegio es muy bueno, y completamente real. Y pasa con muchas cosas. Yo, por ejemplo, tengo una aversión condicionada a la pera, no sé a que se debe, pero está ahí desde la infancia (para disgusto de mis padres xD).

      Sin embargo, no estoy de acuerdo contigo en que haga falta encontrar el origen, lo que nos hizo ser como somos, sino aprender nuevas formas de hacer las cosas y de vivir que sustituyan a las anteriores y defectuosas.

  2. Madre mía, supongo que era necesario, pero por muchas veces que lo veo no deja de darme pena el pequeño Albert…

    Estoy de acuerdo contigo en que “considerar que la psicología de las personas es fruto del aprendizaje es una forma de traer esperanza”, además me encanta la frase, jejeje.

    La verdad es que muchos niñ@s crecen con frases resonando en su cabeza como “tú no puedes hacer eso, hijo” o “Pepito nunca será tan inteligente como Juanita”, etc. Pues esta afirmación deja claro que si Pepito se esfuerza lo suficiente podrá conseguir lo que se proponga, lo cual es un punto de partida muy diferente y esperanzador para su futuro.

    • Realmente, el experimento es muy cruel y poco ético. Por eso no se ha repetido (hasta donde yo sé). Aunque fue muy útil.

      Pues ojalá Pepito consiga lo que se proponga, hace falta educar enseñando más confianza en uno mismo y dando más esperanza para el futuro.

  3. jaja Albertito, me rió porque me entraña recordarlo cuando nos enseñaron este experimiento, pobre niño, pero hay que entender la “época” y lo que ayudo en el campo de la PS, cualquier cosa se puede formar fobias y no ser conscientes.

    El pensamiento de hacer la PS científica y separarla de la filosofía juraría que viene desde Wundt, aunque tuviera el fallo de la introspección, pero se empezó por algo 😛 como todo.

    Saludos y buen post, a más de uno le viene bien este tipo de divulgación sobre la PS, hay gente que confunde pseudopsicologías 😦 y daña la PS científica.

  4. La eterna lucha entre el bien y el mal…digo entre ambiente y genes. ¡Ja ja ja! No sé, me parece que es 50 y 50 (en casos ordinarios, pues los superdotados y con sindrome de Down, ahí si serian más los genes). Aunque ¿Si has visto que tu compatriota el señor Feanor, que estudia medicina, dice que ganan los genes por un poquito de más?

    • BA! Ese tipo siempre anda con lo mismo “si no tuvieramos ojos no veríamos”, joder pues claro, pero tener ojos no implica poder montar las imágenes de tal forma que se cree visión en tres dimensiones.

      Por ejemplo, tener piernas no significa saber cómo usarlas. Tanto Leo Messi, como yo tenemos piernas, pero la forma en las que él usa las suyas hace que las tenga aseguradas por varios millones, las mías no las quiere nadie. Ahí no intervienen los genes para nada.

      La capacidad de aprender es el arma definitiva de la evolución. Isaac Asimov tiene un cuento que lo explica muy bien, se llama PROFESIÓN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s