Porqué los ateos no creen en el infierno (III)


Orden, esto es lo que explica porqué llegamos a realizar inferencias causales de la realidad erróneas. Buscamos el orden, la organización, cómo se estructura el suceso que estamos presenciando.

Esta es la conclusión del psicólogo Bruce Hood, de la Universidad de Bristol. En este enlace podéis ver la entrevista que le hizo Eduard Punset, titulada “Programados para creer“.

Nuestro cerebro, como mecanismo de supervivencia, se ha especializado en buscar las relaciones existentes entre sucesos. Por ejemplo: “Está nublado, va a llover“. De esta manera hemos establecido que el suceso A (está nublado) es la causa de un suceso B posterior (llover). Este tipo de relaciones son útiles para vivir.

Sin embargo, también somos capaces de establecer relaciones más complejas, de consecuencias menos evidentes. Como dice Bruce Hood, nuestra vida está llena de sucesos que no podemos explicar claramente, pero aun así nuestro cerebro, emperrado en encontrar la manera en la que funciona el mundo, intenta encontrar una solución al problema, por disparatada que sea.

¿Cómo sabemos que nuestro cerebro busca relacionar los hechos que vivimos día a día? Fijaos bien en la imagen de la derecha, se conoce como Triángulo de Kanizsa. En esa imagen no hay ningún triángulo, pero todos podemos ver dos triángulos distintos, uno hacia arriba; otro invertido,sin bordes, pero más brillante. La realidad es que no hay ningún triángulo, y que el fondo de la imágen no es más brillante en el supuesto triángulo invertido, aunque así nos lo parece.

Al mirar esta imagen, se activa en vuestro cerebro (y en el mio) una serie de procesos que terminan diciéndole a la corteza visual (en el lóbulo occipital) que se comporte como si realmente hubiese un triángulo en medio de ese conjunto de figuras, porque es la mejor solución posible. Un triángulo blanco invertido explica porqué están organizadas así estas figuras. Si esto os hace pensar que el mundo no es como lo veis (I y II), estáis en lo cierto, y en estos dos post os explico porqué.

Un punto importante, como explica Bruce Hood, es que no sabemos trabajar bien con la aleatoriedad. No somos capaces de realizar, por ejemplo, series de números realmente aleatorios.

De esta manera, al no trabajar bien con la aleatoriedad y por lo tanto buscar siempre patrones, nos encontramos con pensamientos realmente curiosos. Por ejemplo, bolígrafos de la suerte, rituales extraños como atarse lo zapatos de cierta manera o en determinado orden, tocar una pared al salir de casa, o de un examen, o antes de coger el coche. Y podríamos seguir así.

Es importante constatar que no sólo nuestro cerebro funciona así. Como pudimos comprobar en el anterior post de esta serie, las palomas utilizadas por Skinner en su experimento intentaban encontrar cuál era el patrón de conducta que les permitía conseguir comida, cuando la realidad es que no había ningún comportamiento que les permitiera acceder a su alimento.

Otro dato importante que permite explicar el surgimiento de las creencias supersticiosas es que los seres humanos creemos lo que otro ser humano nos dice. Esto es lógico, porque si tuviésemos la necesidad de contrastar, punto por punto, todo lo alguien nos cuenta, simple y llanamente no tendríamos tiempo para vivir, ni para conversar. Existen limitaciones en este supuesto, por ejemplo, no creemos lo que nos diga cualquiera, o no creemos las cosas cuando nos las dicen de cierta manera. Así, siempre vamos a creer más a una persona con la que tenemos lazos emocionales que a un desconocido, o tendemos a creer a alguien que argumenta su explicación antes que alguien que dice “esto es así porque sí”. Esta es la base también de muchos problemas en nuestras relaciones sociales, basta que alguien diga “hay que ver lo que hizo fulanito” para que la conversación nos enganche, y si la persona que lo dice es más cercana a nosotros que la persona mencionada tendemos a creer en sus palabras.

En resumen, somos máquinas incansables de establecer relaciones entre hechos del día a día y creemos lo que las personas cercanas a nosotros nos cuentan. Pero aun queda otro mecanismo evolutivo importante que facilita la creencia en sucesos sobrenaturales: La imaginación.

Mirad esta imagen, el tigre escondido entre el follaje, acechando. ¿Qué pasaría si no tuviésemos imaginación? Pues que no sabríamos que detrás de esa hermosa cabeza de tigre hay un terrorífico cuerpo de tigre. Está claro que aquellos antepasados nuestros que carecían de imaginación murieron pronto; además, la imaginación es un procesos cognitivo imprescindible para la memoria. Cuando “traemos a la memoria” un dato, realmente lo estamos imaginando; es decir, reconstruyendo a partir de patrones sensoriales conocidos. De esta manera unimos una imagen, un olor y un sonido, y  recordamos, por ejemplo, a nuestra madre, pero no estamos reviviendo un hecho, si no recreándolo con la imaginación.

Pero la imaginación tiene una parte negativa, pues nos permite crear conceptos tales como “suerte”, “dios”, “unicornio”, etc. Ideas que no hacen referencia  a nada real, pero que somos capaces de recrear, como mecanismos que explican sucesos.

Un ejemplo que aúne estos datos es el que dan Punset y Hood al inicio de la entrevista: ¿Podemos sentir que alguien nos mira? Sabemos que físicamente es imposible. Pero si nos sentimos incómodos en una situación y descubrimos que alguien nos miraba inmediatamente salta nuestra necesidad de establecer relación, la creencia de que esto es posible porque otros nos han contado que también lo han vivido, y la capacidad de imaginar cómo es posible. Y creamos nuestra creencia irracional de que podemos sentir que alguien nos mira en base a experiencias propias.

A lo largo de esta serie hemos descubierto que tendemos a creer ciertas descripciones de nosotros mismos, que establecemos relaciones entre sucesos de forma constante y sin poder evitarlo, creemos en lo que otros nos dicen e imaginamos cómo puede ser posible lo que nos cuentan.  Sobre la base de estos procesos psicológicos no es difícil darse cuenta de como funcionan, por ejemplo, las religiones a nivel individual, el horóscopo, y todo tipo de creencias supersticiosas. En el último post de esta serie haremos honor a su nombre y os explicaré por qué los ateos no creen en el infierno.

Anuncios

18 pensamientos en “Porqué los ateos no creen en el infierno (III)

  1. ¡Excelente señor Paquetolius! Excelente articulo. Esto también explicaria el porque de las figuras de muchas supersticiones: Angeles, imaginación que mezcla humanos con aves. Avistamiento de extraterrestres, curiosamente imaginados muy humanos (esto también demostraria la pobreza de imaginación de esos supersticiosos).

  2. Muy buen artículo, me encanta esta frase: “Como dice Bruce Hood, nuestra vida está llena de sucesos que no podemos explicar claramente, pero aun así nuestro cerebro, emperrado en encontrar la manera en la que funciona el mundo, intenta encontrar una solución al problema, por disparatada que sea.”

    Tenemos un cerebro cabezón e imaginativo jeje.

  3. Es fascinante el apartado en el que dices que “Está claro que aquellos antepasados nuestros que carecían de imaginación murieron pronto”.

    Para mí ese es uno de los punto más importantes de todo el asunto. Es natural que nuestra imaginación nos juegue a veces malas pasadas, porque nosotros estamos adaptados a usar la imaginación. Hemos evolucionado positivamente para ello. La imagen del tigre es perfecta para lo que quiero decir.

    La cuestión es saber controlar esta imaginación y no pasarse con ella. Un ejemplo claro: Los que ven un platillos volantes en cualquier lado, los que ven caras raras en los árboles (las famosas pareidolias)…

    Hace poco leí que tendemos a buscar patrones humanos en cualquier figura. Por ejemplo, ¿te enteraste de la famosa “sirena de Marte” que salió hace unos meses? (Si no la conoces, yo me enteré aquí). Como siempre, resultó ser una simple piedra a la que, subconscientemente, le aplicamos rasgos humanos.

    Otro aspecto interesante es nuestra capacidad para pensar que todos los rituales y supersticiones que nos vamos creando en el día a día son únicos. Me explico: Si tu imaginación te hace ver que cuando usas un determinado “bolígrafo de la suerte” te hace aprobar un examen, acabas creyendo que ese boli es único en el mundo, que nadie más tiene uno de esos atrayentes de la suerte, tú eres el único. Justo el otro día hablaba en mi blog del efecto Forer en la astrología, algo bastante similar. Crees que todo esto es único, que los demás no tienen todas estas supersticiones que tú te creas. Eso te hace especial. Eso es… imaginación.

    Un artículo genial Pablo. Saludos.

  4. Hola Pablo ¿cómo van los exámenes de septiembre? ¿ya los has terminado?
    Me sorprendió cuando comenzaste a escribir estos post con este título tan curioso, luego al leerlos parecía que no tenían nada que ver con el título. Es muy interesante esta creación del pensamiento “supersticioso” o “mágico” o “religioso”. Supongo que conoces este blog http://listadelaverguenza.blogspot.com/, dado que comentas algo así de la universidad de Málaga.
    Ya comento algo en otro momento.
    Por cierto, te he enlazado en mi blog, aunque creo que nadie se pasa por él ;).

  5. Hesperetusa, gracias por pasarte por aquí y por el enlace. Ya terminé los exámenes pero no se cómo habrán salido, jeje.

    Me alegro que te haya interesado el tema, y sí conocía este blog, la verdad es que es una pena que tenga que existir.

    No te desanimes con tu blog, estoy seguro de que conseguirás sacarlo adelante.

  6. Ummm… ¿es cosa mía o mi comentario anterior no se ha publicado? Pablo, hice un comentario el 7 de septiembre y sólo lo veo desde mi ordenador, no desde otros :S

    Si de verdad no está publicado avísame y copio el mensaje aquí, yo lo puedo ver desde mi navegador.

  7. Cendero tu comentario no se ve. Vuelve a publicarlo por favor, sabes que siempre me gusta leer tus opiniones sobre lo que escribo.

    De todos modos voy a intentar averiguar porqué no ha salido. Un salido.

  8. Ya está Cendero, el problema era que habías puesto dos enlaces y el sistema antispam lo había bloqueado a la espera de confirmación. Siento no haberlo visto antes, es que he estado unos días de vacaciones.

    Vi tu post sobre el efecto forer, me dio envidia por que me pareció que te había quedado mejor que el mio, =(. JAJAJAJA. Pero bueno, me alegro de haberte servido de inspiración. Por cierto, no recordaba lo de la “sirena”, pero sí lo había visto. Es como la famosa cara de Marte que resultó no ser tal.

    P.D: no quería llamarte salido, jeje, sino decir “Un saludo”, he sufrido una interferencia cognitiva imperdonable, lo siento.

  9. Pabloo, deja ya de escribir que me tienes enganchaita a tus artículos y como siga así no voy a aprobar las opos! jejeje! Muchas felicidades por tu blog, me encanta, sigue así que lo estás llevando genial. Estoy aprendiendo muchas cositas interesantess…

  10. Me alegro de que te guste Marina. Ya sabes que me encanta que me leas. Y no te preocupes con tus oposiciones, estoy seguro de que serás capaz de aprobar.

  11. Muchas gracias por los ánimos, pero desde que me he enterado que “los bolis de la suerte” no funcionan, no sé yo… Apostaba fuerte por ellos, jejeje! Espero encontrar huequecitos en el día pa seguir leyéndote. Bsss!

  12. Pablo, pues no tenía ni idea de que habías publicado tú también un artículo sobre el efecto Forer, si lo hubiera sabido antes no habría hablado de lo mismo 😦 Lo siento… En esa época estaba ocupado y no leí tu artículo (de hecho, es uno de los pocos artículos de tu blog en los que no he comentado).

  13. Hola !!!, oye sabias tu que JesuCristo dio su vida por nuestros pecados, el pagó con su vida por nuestros pecados en la cruz del calvario, como dice en la Biblia: arrepiéntete de todos tus pecados y pídele perdón a Dios por ellos y cree en el señor Jesucristo como tu salvador, por que el vino a traer la salvación a toda la humanidad, JesuCristo dijo en la biblia, Juan 14-6 : Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí, y por gracia de Dios, el te perdona todos tus pecados, arrepintiéndote de ellos ,escrito está en la Biblia, Juan 1-9: Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad, y también dice en la biblia: Efesios 2:8-9 : Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros, pues es don de Dios, no por obras, para que nadie se gloríe, Dios te ama !! y te inscribe en el libro de la vida y tu eternidad la pasarás en el reino de Dios, después de la muerte.

    Ahora si tu quieres recibir la salvación, es muy sencillo, solamente tienes que ir a una iglesia cristiana que tu gustes y pedirle al pastor que quieres recibir a JesuCristo en tu corazón, el ora por ti y recibes la salvación, y Dios inscribe tu nombre en el libro de la vida, escrito está en la Biblia, Hechos 3:19: Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados, para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio. Yo ya fui, y me arrepentí de todos mis pecados y recibí a Cristo en mi corazón y me limpio mi alma de todo pecado, lee la biblia para que conozcas como es que Dios quiere que vivamos nuestra vida, para que entremos a su reino y que es lo que él nos señala que es pecado, yo te invito a cualquier iglesia cristiana para que recibas a JesuCristo, Él te ama!!, que Dios te bendiga.

    • Hola amigo, me alegro que te hayas dedicido a comentar. Me gustaría pedirte que hicieses dos cosas, la primera que leyeses la serie de artículos completa para llegar a descubrir porqué los ateos no creemos en el infierno, y la segunda que si aun así tu sigues creyendo en él dieses motivos bien razonados de porqué estamos equivocados. Esta parrafada que has escrito es simplemente un sinsentido. Pero muchas gracias por comentar igualemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s