El mundo no es como lo ves (II)


Estoy seguro de que todos hemos visto alguna vez este par de flechas. Si nos preguntasen nadie caería en la trampa de asumir que la línea central de la primera es más larga que la de la segunda. ¿Pero sabéis una cosa? Si nos pidiesen que las midiésemos “a ojo” el suficiente número de veces podríamos apreciar una tendencia a decir que la primera es más larga. Y es que, si la incapacidad de captar en su totalidad el mundo físico es la primera barrera que nos encontramos al percibir la realidad, nuestro cerebro es la segunda.

Esta imagen se llama la ilusión de Müller-Lyer y ejemplifica cómo nuestro cerebro interpreta todo, absolutamente todo, lo que le llega a través de los sentidos. ¿Y cómo sabemos que lo interpretamos todo? Pues, el caso de la visión es un buen ejemplo:

1º -> A nuestros ojos llega la información de un grupo de ondas electromagnéticas, no llegan ni colores, ni brillo, ni intensidad, etc.

2º-> Nuestro cerebro recibe la información visual de manera bidimensional. Puesto que sólo tenemos dos ojos y están uno junto a otro.

3º->  Sin embargo, nuestra percepción visual es coherente, significativa y en tres dimensiones. Es decir, vemos el mundo como un todo, no a parches, y lo que vemos tiene sentido para nosotros. Todo ello con percepción de profundidad.

La pregunta entonces sería cómo es que llega a ocurrir algo así. Podríamos pensar que estamos equivocados en cuanto a cómo nos llega la información a los órganos sensitivos en vez de pensar que nuestro cerebro procesa esa información. La clave para elegir una hipótesis u otra nos la dan los errores en la percepción. Si lo que percibimos fuesen propiedades invariantes de los objetos naturales no existirían los errores, puesto que no habría interpretación subjetiva.

Pero estos errores existen, en el caso de la percepción visual estos errores se conocen como ilusiones visuales. Pero es que además, no sólo los errores nos dan muestras de esa interpretación subjetiva, algunos aciertos también. Por ejemplo, lo que se ha dado en llamar constancia del tamaño, que es la habilidad de percibir correctamente el tamaño de un objeto. Supongamos que estamos en lo alto de un cerro y que podemos ver un árbol, el mar, y un barco en el mar. Si sólo atendiesemos a lo que vemos, sin interpretación, el árbol nos parecería más grande que el barco, pero nadie, por muy lejos que esté el barco y cerca el árbol, comete ese error de percepción, gracias a la constancia del tamaño. O mejor dicho, gracias a las interpretaciones que hace nuestro cerebro. Mirad esta bonita imagen que confirma lo que os digo acerca de la constancia del tamaño:

Sin hacer caso a lo que nuestro cerebro nos manda, podríamos decir que el árbol que se ve en la esquina inferior derecha mide por lo menos la mitad de la montaña del fondo. Pero nuestro cerebro nos dice claramente que eso no es así.

La ilusión óptica que os presento ahora es muy curiosa:

Todas las líneas verticales que aparecen son paralelas entre sí, pero desde luego a nosotros se nos representan de otra forma.

En esta otra imagen os aseguro que nada se mueve realmente, de hecho, si lo miráis por partes se mitigará mucho la sensación de movimiento. Pero tened cuidado con esta imagen y no la miréis mucho tiempo ya os producirá dolor de cabeza y podría marearos:

Tal vez todo esto pueda haceros dudar acerca de vuestro mundo sensorial y caigáis en esa duda nihilista que atormentaba a Descartes. Pero esa no es mi intención. De hecho, no debéis preocuparos demasiado sobre ese “mundo exterior” por que la evolución nos ha dotado de las armas necesarias para movernos a través de él. Cuando percibáis el mundo a través de la visión, el oído, el olfato, el tacto, o cualquier otro sentido de los 15 que aportan información del mundo a nuestro cerebro podéis tener la seguridad de que percibís la realidad en cierta manera.

Lo realmente importante es que nos planteemos que:  ¿Si el mundo no es como yo lo percibo (al menos en su totalidad) cómo puedo pretender imponer mi realidad a otros? Nuestros sentimientos, nuestras emociones, nuestras ideas, se basan en lo que conocemos del mundo, una información incompleta y subjetiva que, además, no es compartida por otros ya que cada cual interpreta su propia realidad. Así que, tal vez, ha llegado la hora de ser un poquito más transigente con las ideas de los demás.

Para terminar, me gustaría dejaros una ilusión óptica que realmente me encanta. Es una bailarina, que gira en un sentido, pero cuando menos te lo esperas cambia de dirección. Por supuesto la realidad no es esa, pero así se nos representa a nosotros. Os confieso que no soy capaz de verla cambiar a voluntad. A ver si vosotros sois capaces.

Anuncios

24 pensamientos en “El mundo no es como lo ves (II)

  1. A mí también me encanta esta imagen, quizás por eso te la enseñé, jajajaja. Cada vez me gusta más tu blog, se nota que pones todas las ganas y pienso que lo estás llevando por muy buena dirección. ¡Felicidades campeón!

  2. Interesante artículo, la penúltima ilusión que has puesto funciona increíblemente bien. ¡Pero se puede parar! Si la miras por los lados, se mueve mucho, pero si la miras fijamente al centro se para.

    Para aportar un dato, recuerdo un experimento que vi una vez en un museo de ciencia (no recuerdo cómo se llamaba el museo ni la exposición, así que en ese punto no os puedo decir nada). En tal experimento, había un punto “A” y un punto “B” que estaba a unos metros del primero. Además, el punto “A” estaba elevado y el punto “B” estaba a ras de suelo. Bien, pues del punto “A” salían dos tubos hacia el punto “B”, uno que formaba una línea completamente recta y otro que estaba curvado hacia abajo por la mitad. Si me habéis entendido bien (es algo difícil de explicar así, con letras), veréis que el conducto recto era más corto que el que estaba curvado. Entonces, dejaron caer una bola por ambos conductos y la pregunta era ¿cuál llegará antes al punto “B”? Os aseguro que allí tus ojos te decían que llegaba antes la del conducto recto, y sin embargo, llegó antes la del conducto curvado. Nos quedamos todos con cara de tontos, pero de verdad que parecía lógico que iba a llegar antes la línea recta, era mucho más corta y la vista engañaba.

    PD: Pues yo he fracasado con lo de la bailarina, sólo la veo girar hacia la derecha. Lo he intentado mucho, pero no consigo verla girando hacia la izquierda ¿Hay truco?

  3. Gracias Grunxy, ya sabes como me gusta escucharte decir eso.

    Cendero, ¿tubo recto era más largo o es que en el tubo curvado la propia curva servía para acelerar la bola? La verdad me has dejado pensando en el tema. Por cierto, lo de la bailarina no es que tenga truco, es que brazos y piernas se confunden en un determinado punto y si no estás atento a ella te da la sensación de que ha cambiado de dirección. Prueba a mirarla como por el rabillo del ojo pero sin prestarle mucha atención, al final cambia de dirección.

  4. José Pablo, es que es algo difícil de explicar con palabras, no creo que me pueda expresar bien así. Voy a intentarlo de todas formas (teniendo en cuenta que ya está claro que hay dos puntos conectados con dos tubos y a diferentes alturas) :

    El tubo recto es más corto y el tubo curvado hacia dentro es bastante (bastante) más largo. Entonces, la curva del segundo tubo aceleraba mucho la bola y hacía que ésta llegara antes que la del tubo recto.

    Pero el problema es que visto en persona la vista te engañaba realmente. Ninguno de los que íbamos adivinó con seguridad la respuesta. Parecía que el tubo recto iba a llegar con ventaja aplastante y resultó ser al revés.

    Un saludo y suerte con la próxima entrega, está resultando ser una serie bastante interesante.

  5. Cendero te has explicado perfectamente. Probablemente el impacto visual fue mucho mayor que el que pueda producir contarlo con palabras.

    Me alegro que te guste la serie. En principio no había pensado hacer más, pero desde hace unos días tengo algo revoloteando sobre mi cabeza, a ver que sale.

  6. Siempre me he preguntado cómo pueden discernir una idea sólida partiendo de lo que ven, esos animales que tienen un ojo a cada lado de la cabeza y los pueden usar independientemente. Para nosotros sería el caos. Ni un mínimo pensamiento certero de nuestro entorno, al menos yo. Un abrazo :*

  7. Bueno, se suele decir que los animales que cazan son los que necesitan visión en profundidad para calcular distancias y los animales presas son los que tienen visión periférica.

    Pero claro, esto es un poco relativo. El camaleón caza, y es a la vez el animal que más nos sorprende por como mueve los ojos.

    He estado buscando pero no he encontrado nada acerca de cómo llega la información visual al cerebro de estos animales. Supongo (sin saber) que perciben dos imágenes al mismo tiempo. Intenta ponerte un libro gordo entre los ojos para hacerte una idea. No es lo mismo puesto que el cerebro monta las imágenes aunque estén tan separadas, pero te haces a la idea.

    Gracias por pasarte Zenda.

  8. Yo puedo hacer que cambie de dirección cuando yo quiera, e incluso puedo hacer que no gire sino que se vaya a un lado y luego luego cambie al otro sin que de la vuelta completa … no sé cómo le hago pero puedo, tmb puedo verla para una misma dirección siempre, para la que yo quiera !!! Eso es normal :S ?

  9. Neo, NO! NO ES NADA NORMAL. Si no me equivoco eso implica una utilización de ambos hemisferios cerebrales muy bien coordinada y un gran aprovechamiento de la energía.

    Es probable que seas superdotado. Deberías plantearte aprender el idioma chino o a tocar el piano.

  10. hey, creo que lo vi….fue cuestión de un segundo en que pensé: espera, no giraba antes hacia el otro lado???
    bueno, algo es algo…parece que los ultimos examenes me han recalentado demasiado el cerebro 😦

  11. Pingback: Tú También Puedes » Porqué los ateos no creen en el infierno (III)

  12. hola por casualidad encontré este blog buscando la imagen de la bailarina,la verdad es que yo después de practicarlo un rato pude controlar su giro, es bastante sencillo la técnica es concentrarse en la imagen especialmente la parte de la entrepierna de la bailarina (suena un poco pervertido XD jajaja) y pensar en la dirección que quieres darle y cuando lo hayas logrado ves la imagen completa y mantienes esa dirección y así sucesivamente, bueno a lo mejor te tomara un poco de tiempo acostumbrarte, pero es divertido intentarlo por un rato.

    saludos y muy buen blog aver si le echo un vistazo luego.

  13. Bienvenido Manuel de la Huerga. Yo también lo he leído, pero no encontré ninguna fundamentación científica para esa afirmación,por eso no lo he comentado. Saludos

  14. Al principio, hace como 2 o 3 años (no puedo precisar cuanto), creía que era un truco porque yo la veía cambiar de dirección alternativamente. Cuando descubrí que podía hacerlo a voluntad me sorprendí (lo hacía simplemente con un movimiento brusco de mis ojos en el sentido que quiero que gire). Otra “habilidad” que poseo es la de visualizar estereogramas; por más difíciles que afirmen que sean. Como creo que todo esto es algo “visual”, es especulativo pensar que tiene que ver con lo del uso de los hemisferios cerebrales.

    • Sí que puede ser especulación. Cuando encontré la imagen decían justamente eso, que se trataba del trabajo coordinado de los distintos hemisferios cerebrales, pero la verdad, tampoco pondría la mano en el fuego, jeje.

      Es tremenda tu capacidad para hacer que la bailarina cambie de sentido.

  15. en relidad yo si puedo cambiar a voluntad la bailarina solo me fijo la sobra bueno lo qeu me cuesta un poquito mas es cambiarla haci la derecha 🙂

  16. Creo que he podido hacerlo a voluntad! Yo me quedo mirando a los pies y al rato cambia de dirección! lo hice 4 veces seguidas! creo que funciona! y hay que darle ordenes al cerebro sobre la direccionalidad que quieres ver. 🙂

  17. Amigo ok, muy bello la ilusion optica. pero dime si te presentan trea lineas paralelas del mismo tamaño y te preguntan ¿Cual es la linea mas larga? que responderias, si no hay alternativas. Me puedes ayudar

  18. la bailarina es facil…..al momento de ir a la derecha, pasen su mano al reves de como va y veran que va hacia tras….ponen a trabajar la parte que no utiizamos de lado izquierdo de nuestro cerebro…..saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s